Última Hora

Editorial abril 2016 f21: Fotos de extraños competidores en las redes

Editorial F21.com : Fotos de extraños competidores en las redes

No es extraño ver últimamente imágenes de competidores culturistas con cuerpos que no corresponden al ejemplo normal de nuestro deporte.

Los hemos visto en certámenes de Estados Unidos o en Canadá sobretodo, aunque incluso los hay en los países del Golfo Pérsico. Quizás los hayas visto ridiculizados incluso por los comentarios que los rodean en casos que nos llaman poderosamente la atención. Quizás incluso los has visto en eventos Internacionales aunque siempre en eventos NO oficiales como el Arnold Classics.

Y es que estas imágenes de personas que no tienen las condiciones ideales para competir en culturismo cada vez llaman más a la indignación a una buena parte de la comunidad culturista mundial, llegando por supuesto al nivel de España y del resto de Europa.

Los comentarios suelen ir por el camino de la negatividad que hacen pagar bien por un lado a los mismos protagonistas de las imágenes, a sus preparadores o incluso a la misma Federación que organice el evento. Algo que en este último caso sólo puede achacarse por una ignorancia de la normativa, cuestión que desgraciadamente suele ser habitual entre incluso los supuestos competidores y entrenadores. La razón estriba en que la normativa no puede negar la participación a nadie que cumpla con los requisitos objetivos (licencia, inscripción en tiempo y modo correcto, bañador, tinte y depilaciones correctas); si no fuera así se tendría que incluir una valoración que siempre sería subjetiva y que por tanto quedaría al arbitrio de alguien y no por cuestiones objetivas; algo que podría ser motivo de litigio incluso judicial.

Del mismo modo cuando vemos competidores que se integran en eventos que en los que parecen no tener el nivel requerido como en el caso de los Internacionales no oficiales. Observamos competidores que sin estar fuera de forma como en el caso anterior, si estuvieran compitiendo en eventos locales o de principiantes los veríamos con normalidad pero que en eventos de talante internacional parecen estar fuera de onda. En realidad el problema aquí lo tienen los que de nuevo, vuelven a ignorar que en esos eventos no se califica para poder competir sino que, tan sólo, hay que cumplir unas normas de inscripción en cuanto a tener dos licencias anuales y pagar un canon. Este tipo de concursos se denominan Festivales y son eventos NO oficiales (de carácter privado) donde como hemos visto no hay que clasificar antes. Por tanto cualquiera que pueda/quiera tener la oportunidad de estar en el escenario de este tipo, con la aureola que tiene un Arnold Classic o un Olympia Amateur por ejemplo, lo puede hacer porque están en su perfecto derecho para eso; para ofrecer la oportunidad de que cualquiera pueda disfrutar del hecho de estar encima de este escenario como experiencia, nunca para ganar. De la misma manera que hay deportes donde se hace lo mismo. Corredores de maratón que tardan 4 o 5 horas en recorrer la distancia y de los que, en principio, no se ríe nadie en las redes.

Como ejemplo de lo injusto y soberbios que suelen ser este tipo de comentarios, tenemos el ejemplo de la chica morena de bikini verde. Participó en un evento de tipo culturista si, pero donde tan sólo se dejaba subir a personas que estaban sufriendo una transformación física radical. Esta chica salió en Canadá en un tipo de evento de este tipo y lo hizo tras perder 50 kilos con el objetivo de subirse a la plataforma (venía de la obesidad mórbida). Hizo dieta durante un año sin parar, gracias a este reto de subir al escenario no sólo tuvo la motivación suficiente para perder los 50 kilos si no que, además siguió estando a dieta desde ese mismo día de la competición para poder subir en un futuro esta vez con las pretensiones de hacerlo en una categoría local de culturismo marcándose perder 20 kilos más. La experiencia la había encantado tanto que estaba llena de motivación para volver a subir.

Pero entonces, esta foto se hizo viral en las Redes. Y los comentarios negativos florecieron. Aparte de que los positivos no eran tan abundantes, ella sólo pudo ver los que eran ofensivos. Ella y otras personas en su misma situación ahora se niegan volver a entrar en esta modalidad de transformación ya que tienen miedo a ser humillados de nuevo. La única cosa que la mantiene ahora es el temor a que la vean con esa imagen que ha sido criticada. Esperemos que ella sea fuerte y consiga romper esa barrera mental que se ha forjado por las críticas injustas.

Antes de comentar ninguna foto y decir que desacredita al culturismo, deberíamos de pensar qué motivaciones pueden llevar a una persona a subir a un escenario con estados físicos como los aquí mostrados, de esa manera podríamos entender lo que a veces parece que no queremos hacer. Y es que suele haber una razón de peso para que alguien haga determinadas cosas.  Lo más paradójico es que nosotros los culturistas somos juzgados muchas veces por personas ajenas a nuestro deporte a causa de razones que tachamos de sectarias, injustificadas o inexactas. Lo que suele producir que sean la mayor parte de ellas negativas, y nosotros intentamos defendernos por esas injusticias…., luego Por qué hacemos lo mismo con los que son parte de nosotros mismos? O es que nos sentimos superiores a ellos?

José María García García

Últimos Tweets

  • It seems like you forget type any of your Twitter OAuth Data.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies