Por qué no ganas músculo?

Por qué no ganas músculo?

Aparentemente lo haces todo bien, pero el metro no aumenta cuando mides tus músculos y lo que es peor, no sabes cual es la solución.

En ocasiones veo llegar a chicos al gimnasio, pasan algunos meses hay cierto éxito, pero poco a poco dejan de ir a entrenar. Después de gastarse dinero en suplementos, pasar horas en el gimnasio, leer y comer todo lo que se piensa que se debería de leer y comer, abandonan porque se dan cuenta de que no van a tener éxito en lo que buscaban…

  • Hola Inma!
  • Hola Jose. Qué tal el viaje?
  • Bueno… como casi todos. Esto de viajar sin tener tiempo para nada más que trabajar no es lo mío… pero no queda otra.
  • Quién lo diría! Todos pensamos que lo pasas genial.
  • A ver, tampoco es que vaya a un velatorio pero ya sabes, si tuviera algo más de tiempo… Por cierto, hoy han venido todos los nuevos a la vez o qué?
  • Pues alguno pregunta por ti…
  • Ea! Veremos si entreno hoy o no…Quién es la criatura?
  • El de rojo.

Bueno, vamos allá, me dije. Era un chico joven, entre 20 o 25 años calculé, bastante alto aunque delgado lo que podría darle mayor apariencia de altura ya de por si, sólo por su complexión. Moreno y con una moderada cantidad de tamaño muscular y grandes venas bajando por sus brazos, los cuales aparecían bajar de unas mangas altas. Anda! Pero si a este le conozco yo!

  • Pero bueno! Cuánto tiempo! Qué es de ti Samuel! – Se trataba de un chico que no veía hace casi diez años-.

Samuel estaba de regreso a Huelva después de ir a estudiar a Madrid y sacarse unas oposiciones. Nunca tuvo demasiado músculo, aunque era logico. Quiero recordar que lo dejé de ver con unos 16-17 años y eso que había ganado bastante peso. Hablamos sobre cosas personales y le invité a entrenar juntos si hacíamos los mismos músculos, pero no fue así. Yo tenía que hacer hombros y él estaba con dorsales y gemelos. Después quedamos para tomar un batido.

  • Pues verás, le pregunté a Inma por ti pero no sólo para saludarte, tengo alguna pregunta que otra y recuerdo que tú sabías bastante. Además me gustaría trabajar de nuevo contigo aunque me sorprendió oír que ya no tenías el gimnasio. Me alegré de ver que si puedo contratarte.
  • Bien, si no has cambiado como persona desde que te fuiste de Huelva, dalo por hecho. Por cierto estás casi, casi igual… No has entrenado todo este tiempo?
  • Bueno… si, pero… Entre unas cosas y otras apenas he mejorado en todos estos años. Me cuesta tener tiempo para entrenar, para comer y no termino de estar a gusto ni siquiera con el gimnasio, lo cambio bastante a menudo. Ahora espero tener mayor estabilidad. He hecho dietas, me he gastado bastante dinero… incluso contraté a un entrenador pero quiso que usara esteroides y yo nunca fui de esos…
  • Por eso mismo he dicho que si no has cambiado estaba de acuerdo en trabajar contigo. Ya sabes cómo soy y después de casi diez años, casi casi te diría que en eso sigo igual o peor. Pero cuéntame qué quieres preguntar?
  • Pues verás como sabes nunca fui de ganar fácilmente músculo pero ahora quiero hacerlo; lo que ocurre es que he probado tantas cosas que no me han funcionado que estoy totalmente desorientado y algo decepcionado. Qué hago para mejorar?

Menuda pregunta. Puede que haya sido la que más he oído durante décadas que llevo intentando ayudar a la gente con sus entrenos. Conociéndole le pregunté varias cosas a modo de cuestionario antes de responder a su pregunta y junto al conocimiento que tenía de Samuel me atreví a dar alguna respuesta.

  • Samuel. Recuerdo como ayer mismo que tú siempre querías mejorar pecho y brazos.Y no sé por qué me da que sigue siendo así. Pero quizás eso sea parte del problema. Quiero decir que una de las cosas que impide mejorar es no darse cuenta de que el cuerpo mejora debido a un proceso de adaptación. El entrenamiento es un problema nuevo que nuestro organismo quiere resolver, pero si le das siempre el mismo éste aprende rápido y ya no será tan nuevo… O dicho de otra manera, si haces siempre lo mismo tú cuerpo no tiene novedad y por tanto, no mejorará. Se transforma un entrenamiento para cambiar a otro para mantener. Y eso significa que no puedes hacer siempre lo mismo: Press de banca, Press inclinado y aperturas siempre con los mismos pesos, las mismas repeticiones y el mismo orden… Debes de introducir novedades, entrena con más repeticiones, usa cadencias diferentes, ejercicios nuevos, ordénalos de manera diferente, entrena pecho los jueves, etc… Pero cambia!
  • Pufff, llevo años y años haciendo pecho el lunes… y no recuerdo haber empezado con otra cosa que con Press de Banca,
  • Y si encima haces siempre el mismo número de series… Pues ya la tenemos. Deberías de intentar modificar incluso poco a poco dentro de la misma rutina, cuantas más variables mejor. Hay quien gusta de cambiar el número de repeticiones e ir incrementándolas sesión a sesión, hay quien le gusta hacer de menos a más series o incluso lo que suele ser más fácil de medir: la cantidad de peso usado.
  • Creo que ahora comienzo a entender la de años que he estado haciendo lo que creía que debía hacer… pero que era lo mismo…
  • Y espérate porque aquí no termina el problema.

La comida.

No puedes pensar que es realista creer que vas a ganar peso muscular comiendo de cualquier manera. Has de tener varias reglas cumplidas, entre ellas algunas más simples que otras. Para empezar has de comer más cantidad de calorías de las que gastas. Si no es así, es prácticamente imposible que nuestro cuerpo gane peso muscular. Come varias veces al día, si no proporcionas los nutrientes regularmente al cabo del día, el cuerpo tiene que equilibrar los recursos alimentarios y habrá momentos del día que quiera almacenar y otros que tenga que buscar. Lo ideal es que se los proporciones de manera regular cada cierto tiempo (de 3 a 5 horas entre cada comida) con proteínas completas (de origen animal es más sencillo), tomar hidratos complejos (poco procesados) sobretodo cuando comienza el día para asegurar energía en las actividades diarias y grasas saludables como pescados, aceites vírgenes o frutos secos.  No te olvides de comer fruta y verdura, así como carnes y pescado, lácteos si no tienes problema con ellos, frutos secos y como te digo en cantidades que superen tu gasto diario.

  • Bueno, eso creo que ha sido siempre mi principal problema. No tengo muchas ganas de comer y aunque me he comprado suplementos y he visto que me funcionan no he tenido la regularidad para verlo durante el suficiente tiempo.

Y es que eso es otro de los factores. Además del descanso ya que si entrenas demasiado a menudo o muy fuerte y no comes, tampoco has de descuidar el tiempo que has de descansar ya que es ahí donde aprovecha el cuerpo la oportunidad para reparar y solventar los problemas que causa el entreno. Algo que para ti me da que no es lo que te pasa… pero hoy en día hay muchos que se empeñan en entrenar casi todos los días de la semana, incluso sábados y domingos. Así no hay quien pueda mejorar a menos que tengas una genética y unas conductas de entreno y descanso que si te lo permita.

Y otra cosa que muchas veces pasamos por alto… GANAS. es decir, ir al gimnasio a partirte la cara y no para tener un ratito de esparcimiento con los amigos, que se puede tener ojo, como lo hacíamos en el Océano Gym, pero después de entrenar como tenemos que entrenar. Y esto, la actitud es lo más complicado. Implica un compromiso moral y una voluntad que sólo sacarás adelante si te encuentras motivado. Tampoco te pido que te vuelvas un obseso, que no seas capaz de hablar incluso con tus amistades de otra cosa que no sea el culturismo, o que dejes de tener aficiones, simplemente te pido que cuando entrenes, entrenes. Que no regatees una serie, que no descanses 3 minutos cuando tocan 2, que no digas que no tienes ganas de comer porque te toca una comida. Que vayas al gimnasio con la motivación para querer seguir entrenando y no saltándote series y/o repeticiones. Si fuera necesario búscate un compañero de entreno para tener un grado de compromiso con la meta y el entreno.

  • UFFF, eso es complicado. Recuerdo que entrenar contigo en el gimnasio era fácil porque el ambiente ya casi me lo imponía, los compañeros, los monitores, tú metiendo caña por allí. Pocas veces he sentido las mismas ganas, y además el trabajo y los estudios no me han permitido estar centrado.
  • Pues vas a tener que intentar, porque esta es una condición indispensable. Entiendo perfectamente que no se puede estar 365 días del año con el alma puesta en esto, con los cinco sentidos intentando ser disciplinado con las comidas, regular con los hábitos de descanso y un superman entrenando… Por ello prefiero que te plantees y decidas que 3 meses del año te ves capaz de hacerlo y dejar el resto del año que la “vida normal” sea quien tenga la prioridad, después de todo tú no quieres competir o tu vida depende de ello.
  • No, por supuesto. Para mi esto es sólo un hobby y una manera de ser en la vida pero no es mi prioridad. Por eso mismo quizás nunca me he planteado lo que me pasa hasta ahora porque no me ha preocupado demasiado.
  • Y es que para la mayor parte del mundo es como para ti. Sólo unos pocos deciden tomar este deporte como finalidad vital y enfocar incluso su trabajo, relaciones sociales y modo de vivir alrededor del Culturismo. Los demás prefieren tomárselo de otra manera, y es totalmente lícito y normal que así sea. No todo el mundo puede/quiere ser Mr Olympia. Y esto es algo que debemos afrontar. Pero tampoco significa que tu cuerpo deje de funcionar como para cualquier humano.  Por eso te digo que te centres en 12 semanas del año donde creas que es posible aunar un buen programa de ejercicio, una buena dieta, si tienes un extra para suplementos ahora es el momento, tranquilidad suficiente para descansar y sobretodo: GANAS.

Se calló, me miró y asintiendo me dijo:

  • Creo que contigo puedo hacerlo fácilmente, será como volver a diez años atrás.
  • Si, pero algo más caro para ti, Samuel….

Últimos Tweets

  • It seems like you forget type any of your Twitter OAuth Data.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies